Ave María



DIRECTOR,PRODUCTOR: Eduardo Rossoff
PRODUCTORA: Andrea Kreuzhage
PRODUCTOR, EJECUTIVO: Luis Bekris
COPRODUCTORES: Luis De Val, Xavier Catafal
GUION: Camille Thomasson
FOTOGRAFIA: Henner Hofmann
EDITOR: Luis Manuel Del Valle
ESCENOGRAFIA: Theresa Wachter
VESTUARIO: Sandra Ramos
SONIDO: Carlos Aguilar
MUSICA ORIGINAL: Carles Cases

ACTUACIONES DE:
MARIA: Tere López Tarín
CUÑA: Damian Alcazar
DANIEL: Demian Bichir
ADELINA: Ana Torrent
MIGUEL: Juan Diego Botto
SERRA: Alfredo Sevilla
JOSE: Luis de Icaza
URSULA: Ana Ofelia Murguía
CLARA: Gabriela Canudas
DIEGO: Octavio Castro
SERENA: Maira Serbulo
GUERRA: Fermí Reixach

SINOPSIS

Fuente: http://pweb.netcom.com/~lesto/avemaria2000esp.html#TEC

En una misión de la Nueva España, MARÍA INÉS, hija del Duque Juan Inés y una madre indígena, goza de una libertad especial, gracias a que su padre Español es el principal benefactor de la misión. Su belleza, sus estudios, y su nivel de conocimiento inusual para una mujer en esa época, molestan profundamente al Padre CUÑA y a las monjas.

Cuando DANIEL SIMON, un caballero español, enamorado de María llega a la misión con varios presentes para María, no hace mas que atizar los celos de Cuña y ADELINA, quien la acusa falsamente de tener amoríos con Daniel y de recibir regalos prohibidos. Esto coincide con la llegada de una misiva donde se informa que el Duque Juan Inés ha muerto.

El Padre SERRA (convencido por Cuña) decide castigar a María por el comportamiento del que se le acusa: De la relación con Daniel, de dormirse en los rezos, de su falta de humildad, etc. Como pena se le despoja de sus libros, mapas y aparatos científicos; se le asignan tareas humillantes, muy por debajo de su nivel.

María con el corazón destrozado por la muerte de su padre y la pena que sufre al perder todo lo que le era querido, lleva su penitencia a tal extremo que termina por pasar días enteros sin beber ni tocar alimento.

Cuando Serra recibe varios cofres con la herencia del Padre de María, María le cede el dinero a cambio de que le permita abandonar la misión para ir a ayudar a la gente de su pueblo.

El padre MIGUEL quien ha sido testigo de la fuerza de voluntad y la convicción de María, se enamora perdidamente de ella; toma como ejemplo su determinación y decide salir de la misión.

Al llegar al pueblo, María se da cuenta de que ha sido devastado por la viruela (la enfermedad española). Se dedica a curar a los indígenas y a protegerlos de los soldados Españoles. Su trabajo conquista el aprecio y la gratitud de los indígenas. Su fama llega a oídos de las monjas en la misión, quienes deciden ayudarla.

Cuña, al verse imposibilitado de regresar a las monjas a la misión, acude al GENERAL GUERRA, militar español amigo de los padres, lo convence de que María está incitando a los indígenas a la subversión, volcándolos en contra de la Corona Española. Daniel regresa declarando su amor, quiere llevarse a María para protegerla.

María dividida entre su amor por Daniel y el pueblo, decide quedarse y ayudar a los indígenas, incitando a Cuña y a Guerra a iniciar acciones que traerán graves consecuencias para todos.

Ave María es una leyenda cuyos temas principales son la fé, el amor, la magia y la libertad. Se desarrolla en el S. XVII, época de la Colonización en el Nuevo Mundo. Por su esencia Ave está establecida en su propio mundo, el tiempo, el espacio y la religión son meramente una metáfora del mundo actual.
La trama histórica permite acentuar problemas que algunos pueden sentir poco preponderantes hoy en dia, tales como el genocidio, fanatismo, intolerancia religiosa, racismo,etc., los cuales se reflejan actualmente en nuestra sociedad.

La historia nos lleva a través de la transformación de María Inés, una niña malcriada y brillante quien ha vivido aislada del mundo y goza de ejercer su poder como la hija del hombre que hace posible la existencia de aquellos que la rodean, hasta el momento en que logra salir de la misión para convertirse en una “Santa.” Protectora de su gente indígena, capaz de sacrificarse para salvar su alma y aquella de quienes la rodean, María es un héroe en la tradición de Juana de Arco.

A excepción de María, la cual goza de plena confianza en si misma, de un espíritu libre, de una inteligencia envidiable y de una belleza admirada por todos, los demás personajes principales tienen una característica en común, no tienen fé ni en si mismos, ni en su destino; mucho menos en su misión de vida. Este es uno de los elementos que les causa gran resentimiento y el cual pretenden obtener a través de ella. Nuestros personajes son prisioneros de su cultura, tratando de recrear una sociedad a la española en un mundo ajeno.

Estas condiciones dan cabida a personajes cuyo arquetipo principal es la inadaptación; como Miguel, el eterno idealista, convencido de poder cambiar al mundo a través de la fe o el Padre Cuna, hijo de un rico pero ignorante ganadero; el mismo Padre Serra, quien logra gobernar el pequeño mundo de la misión, pero fuera de ahí no logra tener autoridad alguna, y María interesada en la búsqueda de estímulos externos a ella misma, mediante la observación de los puntos luminosos del Universo.

Motivada por su curiosidad y por escapar del mundo que la rodea, María busca un nuevo conocimiento en alguna parte de la Galaxia, investiga objetos cada vez más lejanos. Para ella el mundo se compone de conocimiento, de evidencias científicas recabadas mediante la observación y la lectura. Distrae su mente con utensilios que tiene a su disponibilidad, para los cuales tiene grandes habilidades.

Su creencia religiosa cubre únicamente la parte que su padre espera de ella, la practica unicamente cuando es necesario, ya que no ha encontrado una respuesta a sus plegarias. Sus actividades le dejan poco tiempo para dedicarse a rezar, no ha logrado descubrir su mundo interior, el mundo de la fe.

El tema principal es el DESEO, del cual ninguno de los personajes se escapa. En el mundo religioso el deseo está latente, como seres humanos es inevitable controlar los sentimientos.

María hasta este punto ignora su parte mestiza, pero presume y se reconoce a si misma mejor que quienes la rodean. Razón principal por la que desean controlarla, subyugarla y algunos destruirla.


Daniel le ofrece huír de este mundo cuando sabe que corre peligro, ella es la única mujer de la cual ha estado perdidamente enamorado. La única que ha conocido con un intelecto superior, su pasión por ella lo trae a nuestra misión.

Esta es una HISTORIA SENSUAL DE REPRESION. El deseo está en el aire, el deseo dicta sus acciones, el deseo habita el alma de todos los personajes. A causa de la moral del tiempo, nadie puede expresar abiertamente su pensamiento, necesitan tomar acción. En esta “última” frontera del Nuevo Mundo ejercen la justicia bajo su propia ley, es el “Wild West” de la Colonia.

Cuando el Duque Inés muere, María se encuentra completamente vulnerable siendo fácil presa de quienes quieren atacarla para vengarse. La farsa de juicio donde la acusan continua su descenso a la desesperación ya iniciada por la muerte de su padre.

Así, al hallarse frente a si misma y sin ningun stimulí exterior encuentra la oración como su único refugio. Este hecho la obligan a concentrarse en su alma, ya que no puede dedicarse a nada de lo que la mantuvo viva hasta ese momento. Es entonces cuando empieza a descubrir su verdadera respuesta, la cual le permite identificarse por primera vez con su parte mestiza.

La transición de su vida exterior a la interior ocurre paralelamente a su cambio de vida interior a su vida al exterior de la misión. Mientras más se aleja de la Misión, más se aleja su vida de lo científico para internarse en una vida de amor al prójimo. Este es el principio de su revelación, al mirar introspectivamente y encontrar un nuevo mundo, el mundo de los sueños, de la esperanza y de fe, a pesar de no ser la fe católica tradicional correspondiente a ese período.

María cree más en un dios omnipotente, un dios asexual que puede ser representado y adorado de otras maneras además de las ya establecidas por la iglesia. Su renacimiento se asemeja a la ideología griega del humanismo: Dios a través del hombre, la naturaleza y la fe. Dios a través del amor al prójimo. Un dios femenino?

El amor hacia su pueblo y su fe, generan en María la fuerza necesaria para recibir, a través de sus manos, el don de la curación. Este Don se convierte en una poderosa arma en contra de los conquistadores, así como de su cultura acerca de la fe de la Iglesia.

María libra batalla contra fuerzas superiores. Ganando la guerra moral. Convirtiendose en directora de su propio destino, logra trascender a través del amor brindando a los Indigénas seguridad y fe en si mismos, viviendo para siempre en los corazones de los indigenas y protagonistas de esta historia.

Eduardo Rossoff
PlanetaMexico: buscador de México

El mundo es un archipiélago y lo único realmente globalizado es la proliferación de lo heterogéneo”

(Subcomandante Marcos)