El Jorobado de Notre Dame (1923)

The Hunchback Of Notre Dame (1923)

DIRECTOR: Wallace Worsley
GUION Percy Poore Sheehan y Edward T. Lowe Jr.
INTERPRETES: Lon Chaney, Ernest Torrence, Norman Kerry, Patsy Ruth Miller
PRODUCTOR Carl Laemmle
FOTOGRAFÍA Robert Newhard y Tony Kornman

Sinopsis

Uno de sus máximos logros interpretativos y de caracterización de Chaney. Para la creación del personaje de Victor Hugo recurrió a la técnica del algodón y el colodión. Para el ojo cerrado usó cinta adhesiva y masilla nasal. Una peluca, guatapercha para la dentadura y un laborioso pintado a base de maquillaje con aceite de oliva completaron el maquillaje. Pero hay que tener en cuenta que toda la formación del maquillaje teatral, al aplicarla al cine, Chaney se encontró con una gran barrera. La de el efecto del color y las sombras al ser retratadas por la película ortocromática. Pues el color de la piel parecía mas oscuro, por lo que Chaney tuvo que practicar muchísimo a base de naranjas y marrones para las sombras y las luces. De hecho, se conservan algunas pruebas de maquillaje rodadas desde diferentes planos para la película “The road to Mandalay” (La sangre manda,1926, Tod Browning). La joroba estaba hecha de yeso y pesaba unos nueve quilos.Chaney diseñó un arnés para llevarla, pero este impedía que se pudiera mantener erguido, para lo que le construyeron un taburete especial para que descansara durante el rodaje. La película no dejó a nadie indiferente. Los críticos no sabían como definir el trabajo de Chaney. No sabían si catalogarlo como una proeza o de lo contrario, catalogarlo como algo espantoso, macabro y repulsivo. Con el tiempo,considerada la mejor película de su director.Mientras baila en una plaza, la gitana Esmeralda es descubierta por Jehan. Obsesionado por su belleza, el hombre ordenará a Quasimodo, el campanero jorobado de Notre Dame, secuestrarla. Pero cuando Quasimodo es capturado y azotado, Esmeralda será la única que le demuestre su bondad.

http://www.vagos.es/showthread.php?t=266432

SINOPSIS Mientras baila en una plaza, la gitana Esmeralda es descubierta por Jehan. Obsesionado por su belleza, el hombre ordenará a Quasimodo, el campanero jorobado de Notre Dame, secuestrarla. Pero cuando Quasimodo es capturado y azotado, Esmeralda será la única que le demuestre su bondad. (FILMAFFINITY)

A pesar de lo que muchos creen, ésta no es la primera adaptación de la obra de Victor Hugo titulada Nuestra señora de París, sino la tercera (por lo menos) existiendo una versión de 1905 titulada Esmeralda y otra de 1911 titulada Nuestra Señora de París.

La película es bastante fiel a la historia escrita por Victor Hugo en 1831 y cuenta la historia de Quasimodo, un hombre deforme, sordo y medio ciego que se ocupa de las campanas de la catedral de París, Notre Dame. El capitán Phoebus de Chateaupers se enamora de una muchacha zíngara llamada Esmeralda, pero Johan, el hermano del archidiácono también desea a Esmeralda y ordena a Quasimodo, con malas artes, que secuestre a la zíngara. El capitán Phoebus llega a tiempo de detener a Quasimodo y el jorobado es condenado a ser azotado públicamente. Entre Phoebus y Esmeralda nace un amor verdadero pero Clopin, padre adoptivo de la muchacha, se opone a la relación. Johan, apuñala por la espalda a Phoebus por envidia y le deja malherido, siendo Esmeralda acusada del crimen y condenada a morir en la horca. Cuando es llevaba al patíbulo, Quasimodo la ve desde lo alto de Notre Dame y la rescata acogiéndose a sagrado en la catedral. Por su parte, Clopin, el rey de los mendigos, inicia un levantamiento en la ciudad para liberar a Esmeralda, sin saber que Phoebus se dispone a hacer lo mismo. Quasimodo defenderá a Esmeralda desde lo alto de Notre Dame arrojando piedras y plomo hirviendo. Finalmente, la catedral será tomada y Quasimodo acabará su vida apuñalado por Johan pero arrojándolo al vacío en su último acopio de fuerzas.

La película cuenta con la dirección de Wallace Worsley que es bastante floja. Se nota que no tiene el talento de gente con Griffith, Stroheim o Chaplin y hace que en algunos momentos la película pierda ritmo e interés por el abuso de largos intertítulos, ya que no es capaz de expresar lo que quiere con imágenes. Lo que verdaderamente destaca de esta película son sus buenos decorados de las calles de París y, sobre todo, de la catedral de París y, por supuesto, la interpretación de Lon Chaney en el papel de Quasimodo.

Lon Chaney era bastante conocido por aquel entonces por su participación en la película El milagro (The miracle man, George Loane Tucker, 1919) y tras su interpretación en ésta, adquiriría categoría de estrella en Hollywood, de forma absolutamente merecida. Para la recreación del papel del jorobado, Chaney, maestro del maquillaje, utilizó una dentadura postiza que simulaba unos dientes prominentes, pómulos falsos creados con narices postizas, cejas y peluca postizas y un ojo de cristal (que le provocó graves pérdidas de visión) y que le otorgaban un aspecto tal, que algunas personas creían que el papel estaba interpretado por una persona deforme de verdad. Para darle mayor naturalidad a su personaje, Chaney portaba una joroba falsa de entre 5 y 7 kilos que le ayudaba a andar encorvado con la sensación de realismo que pretendía. Para preparar el personaje, Chaney se entrevistó con personas deformes de verdad con el objetivo de lograr la mejor caracterización posible, lo cual demuestra que, a pesar de que fuera un doble el que descendiera por la fachada de la catedral en ciertas escenas, la implicación de Chaney con sus personajes era máxima.

La mayoría de los muchísimos extras que figuran en la película fueron contratados en las zonas más pobres de Los Angeles, pagándoles un dólar por noche más las comidas. Muchos de estos extras eran prostitutas que se sacaron un sobresueldo haciendo otros trabajos en el estudio de Universal aparte de actuar. También se dice que se contrataron 50 detectives de la agencia Pinkerton que fueron colocados entre la multitud para encontrar carteristas.

Una película que también recibió en España el titulo de El jorobado de Nuestra Señora de París y que, aunque sólo sea por la interpretación de Lon Chaney, merece la pena verla.

Tuvo joroba en El Jorobado de Nuestra Señora de Parí­s (1923): pienso que serí­a blasfemo sugerir que Lon pudo realmente “zarparse” en el diseño de este, uno de sus más famosos maquillajes de lo grotesco, que aún es un espectáculo digno de ver; Chaney siguió al pie de la letra la descripción de Victor Hugo sobre el Quasimodo del campanario de la catedral y se puso a sí­ mismo una joroba de hule que pesaba 72 libras (32 kilogramos). Su exudación de patetismo puede llegar a carecer de refinamiento, pero sus sobrecogedoras acrobacias en la fachada de la Catedral de Ní´tre Dame son impresionantes y su penosa muerte, un festival de dolor. Tan innegable fue el poder de su trabajo aquí­, que Universal, que le habí­a negado un aumento de 50 dólares para ganar 125 a la semana, le ofreció un contrato de 10.000 dólares al mes


PlanetaMexico: buscador de México

El mundo es un archipiélago y lo único realmente globalizado es la proliferación de lo heterogéneo”

(Subcomandante Marcos)